Timoteo y Tito eCurso

  • Sale
  • Regular price $7.99 USD


Estas cartas de Pablo se dirigen al tema del cuidado pastoral para con la iglesia local y los individuales. Se presentan el gobierno de la iglesia local y los requisitos de ancianos y diáconos. En su segundo viaje misionero, Pablo encontró a Timoteo en Lystra, y decidió llevar a Timoteo consigo como un miembro del grupo misionero, tras su encomendación por los hermanos en Lystra e Iconio. Timoteo llegó a ser uno de los compañeros más íntimos de Pablo, y Pablo dirigió dos de sus tres cartas pastorales a él. Pablo dio a Timoteo las primeras instrucciones en cuanto al orden en la iglesia local, los requisitos de los líderes en la iglesia local y la necesidad de enseñar la verdad.

Tito acompañó a Pablo y Bernabé como una parte de la delegación a Jerusalén para solucionar problemas que habían surgido a causa de actitudes legalistas. Después de la liberación de Pablo de su primer encarcelamiento en Roma, fue junto con Tito a Creta, y Pablo le dejó a Tito allí para "que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad".